Los pollencins aprenden con mindfulness a ser los mejores padres del mundo

02.02.2018


Más de 80 padres y madres de Pollença están aprendiendo a ser los mejores padres del mundo. Puede sonar demasiado ambicioso, pero no es imposible: se trata simplemente de poner atención plena en la educación de las hijas e hijos. Además, la investigación psicológica reciente, como en un estudio de la Universidad de Vermont con 600 padres con hijos de entre 3 y 17 años, ha revelado que los hijos de progenitores que practican el mindfulness (o atención plena) tienen una probabilidad mucho más baja a corto y largo plazo de caer en las drogas, ser depresivos, padecer ansiedad o aislarse con los dispositivos móviles.

Para conseguir estos resultados tan positivos, como en todo, hay que trabajárselo, y en eso están los 80 padres, madres y alguna que otra abuela que acuden semanalmente al "Taller de Mindfulness per pares, mares i pedrins" en el Club Pollença. Se trata de cerrar el círculo iniciado con la exitosa versión docente de este mismo taller en la que participaron 150 maestros y profesores.

Con esta formación de tres semanas los padres aprenderán técnicas de mindfulness en primera persona para poder después compartirlas con sus hijos. De hecho, algunos padres ya han notado algún resultado inmediato y sorprendente, como el caso del papá que comentó como había cambiado la actitud de su rebelde y distante hijo adolescente tras una única sesión: "se acercó a mi y me pidió que le pasase más información de mindfulness, alargando una conversación como hacía años que no teníamos...". Otras experiencias compartidas en el taller también señalaban el efecto balsámico del mindfulness en niños de menor edad "en 30 segundos se relajó y se quedó frito".

Aun queda un último día de taller, pero los padres y madres ya piden más, por eso se han habilitado más días en que los progenitores coincidirán con los maestros y profesores de sus hijos para unir fuerzas, compartir experiencias y trabajar por la felicidad de sus vástagos y de toda la familia.

En el curso José Luis-Reig, psicólogo clínico, investigador de la UIB e Ib-Salut, ha señalado los tres puntos clave de una paternidad consciente: Darse cuenta de los propios sentimientos cuando estás en conflicto con tu hijo, aprender a hacer una pausa antes de responder con rabia y escuchar atenta y conscientemente el punto de vista de nuestros hijos, aunque estemos en total desacuerdo. Esta actitud preserva la relación padre-hijo y el propio rol de padres, de forma que se pueda mantener a salvo incluso en épocas difíciles o de crisis. Es decir, la línea a seguir es la de unos padres que tienen autoridad, sin ninguna necesidad de ser autoritarios.

Este taller forma parte de la inciativa Pollença Municipi Mindful, aprobada por el pleno del Ajuntament, que incluye todo un programa de actividades y que se somete a una rigurosa investigación de amplio espectro para medir la eficacia e impacto de la implantación del mindfulness a todos los niveles (sociedad, educación, sanidad, empresa, seguridad, salud, consumo de estupefacientes,...) desarrollando y llevando un paso más allá el modelo "Mindful Nation" aprobado por unanimidad en el Parlamento de Reino Unido.

Este proyecto pollencí ya ha traspasado fronteras y atraído la atención del Ministerio de Educación de la provincia y de la Universidad de Córdoba, Argentina (una de las más prestigiosas y antiguas de América Latina) que han solicitado exponerlo allí ante la comunidad educativa para implementarlo como programa piloto en el municipio de Mendiolaza para su potencial aplicación a todo el territorio.