WEB OFICIAL

¿Qué es mindfulness?

El mindfulness o conciencia plena es una práctica para el día a día que se puede hacer tanto individualmente como en grupo y que nos ayuda a modificar la forma en que enfrentamos y sentimos las experiencias, especialmente las estresantes. Como se trata de un conjunto de técnicas que integran cuerpo y mente, permite incrementar la manera en que gestionamos situaciones difíciles y, al mismo tiempo, permite vivir y disfrutar plenamente el ahora y el hoy, es decir, tener una mejor actitud ante la vida que nos acerca a la felicidad.

Existe una amplísima evidencia científica que demuestra que las personas que practican mindfulness se sienten menos estresadas, ansiosas y deprimidas.

La investigación también ha puesto de manifiesto que estas técnicas tienen efectos positivos en el estado de salud general de las personas que lo practican, tanto desde el punto de vista mental como físico. Asimismo se ha visto que también mejora la relación con las otras personas y aumenta la empatía y la autoestima.

El Mindfulness también se puede emplear como una herramienta de crecimiento personal que aumenta la resiliencia y adaptabilidad a los vaivenes de la vida, por lo que puede jugar un papel muy positivo en la vida familiar, laboral y con los amigos.

Las prácticas del Mindfulness no son nuevas y tienen su origen en las tradiciones meditativas (especialmente las asiáticas y budistas). En los últimos 40 años se han formulado terapias basadas en el mindfulness, por lo que algunos programas como el MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction) y el Mindfulness-Based Cognitive Therapy (MBCT) han ayudado a millones de personas en todo el mundo . Se trata, por tanto, de una práctica reconocida e integrada a los Sistemas Nacionales de Salud y Educativos de muchos países, como Reino Unido, Estados Unidos o Australia.

Preguntas y respuestas sobre mindfulness

  1. Mindfulness no es algo esotérico o obscuro: Se trata de algo con lo que estamos familiarizados, porque es algo que ya hacemos, aunque puede tener muchas formas y llamarse con diferentes nombres.
  2. Mindfulness no es algo añadido a lo que hacemos habitualmente: Todos tenemos la capacidad natural de estar presentes, y para conseguirlo no tenemos que cambiar nada de lo que ya somos. Sin embargo, sí podemos cultivar estas cualidades innatas con prácticas sencillas que han demostrado científicamente como nos benefician a nosotros, a quienes queremos, a nuestros amigos, vecinos y compañeros de trabajo, e incluso a las organizaciones, empresas e instituciones de las que formamos parte.
  3. No tienes necesidad de cambiar: En muchos casos, las soluciones que nos piden cambiar quienes somos no fructifican. En el Mindfulness, por el contrario, reconocemos y cultivamos lo mejor que tenemos y somos como seres humanos.
  4. El Mindfulness tiene un gran potencial de transformación social: Estas son las razones:

  • Cualquiera puede hacerlo: La práctica del Mindfulness cultiva cualidades humanas universales y no te pide que cambies tus creencias. Cualquiera puede beneficiarse de él y es fácil de aprender.
  • Es una forma de vida: Mindfulness es algo más que una simple práctica o ejercicio, nos lleva a ser conscientes y sensibles a cada cosa que hacemos, reduciendo el stress negativo o distress.
  • Está basado en la evidencia: El Mindfulness no es una cuestión de fe, tanto la amplia y consolidada investigación científica como la experiencia clínica y en la vida cotidiana han demostrado sus beneficios positivos para nuestra salud, nuestras relaciones y nuestro trabajo... nuestra felicidad en una palabra.
  • Estimula nuestra capacidad creativa: A medida que lidiamos con la creciente complejidad e incertidumbre de nuestro mundo, la atención plena puede llevarnos a respuestas efectivas, resilientes y eficientes a problemas aparentemente irresolubles.